DSCN1722-1

LAS MUJERES DE LAS GACELAS

En memoria de Mar Cano



Esta vez no hablaremos de focas. La mujer de la foto se llama Teresa Abáigar. El hermoso animal que atiende con tanta dedicación es un antílope Mohor (Nanger dama mhorr). Ella es una investigadora del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España) y trabaja desde hace más de 20 años en la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería (EEZA), de la que hablaremos a continuación. Pero no parece de esas personas que cuelgan su título para que se vea. Es menuda, de apariencia frágil. No se fíen. Es de las que engañan a la vista si no se la conoce. La fortaleza nunca debería medirse por el índice de masa muscular, ni es cuestión de género.

Foto teresa El antílope que sujeta con tanto amor para evitar que se tumbe y sucumba asfixiado por su propio peso pertenece a una especie a punto de extinguirse y que desapareció de su medio natural para sobrevivir artificialmente en zoos y centros de cría en cautividad, como el de Almería. Pero gracias a Teresa, y a su colega de tantos años, Mar Cano, han hecho posible un sueño que estaba en la mente visionaria de uno de nuestros más insignes biólogos, el profesor José Antonio Valverde. Desde su centro de cría en Almería, asociado a varios proyectos conservacionistas, están consiguiendo reintroducir buena parte de las especies saharianas que desaparecieron por la caza discriminada a mediados del siglo XX.

Entre 1971 y 1975, Valverde, viendo la acuciante situación de la gran fauna sahariana, y apoyado entre otros por Antonio Cano y su hija recién licenciada en biología, Mar, realizaron la Operación Mohorr. En una actuación contrarreloj durante el proceso de descolonización de la provincia del Sahara Español, recopilaron los últimos ejemplares, tan sólo 12, que sobrevivían únicamente en cautividad en algunos cuarteles, junto a otras especies del gran Sáhara. Con ayuda del ejército, los trasladaron en aviones militares al recién constituido centro de reproducción de Almería. Desde entonces, Antonio Cano, con la ayuda de un habilidoso pastor almeriense, Ramón Escamilla, y junto a Mar Cano y Teresa, tomándoles el relevo, con gran éxito de manejo y productividad, están reintroduciendo a su antiguo hábitat original, en diversos países de Sáhara, especies como la Gacela Dorcas, Gacelas de Cuvier, Antílope Mohor, Addax, Oryx, o la singular Avestruz de Cuello Rojo.

El pasado 17 de mayo, en la Reserva Natural de Safia, al norte de la frontera mauritana, se culminó un ciclo. Una segunda actuación, bautizada en honor a la primera como Operación Mohorr II, conjuntada entre el Alto Comisionado de Aguas y Bosques de Marruecos, la asociación conservacionista de Dakhla, Nature Initiative, y la Fundación española CBD-Habitat, capturaron una veintena de mohores del cercado de aclimatación de 800 Ha de esta reserva construido dentro de un programa de reintroducción iniciado en 2008. Durante la operación, magníficamente coordinada y ejecutada por los biólogos y veterinarios de estas instituciones, donde habría que destacar el labor de otra mujer menuda por fuera, pero de gran entereza, Cristina Martínez, se manipularon y se equiparon con transmisores satélites ( 5 machos y 7 hembras) los mohores, que volvieron a la libertad 50 años después.

Pero el individuo de la foto, el número 11, hembra para más señas, sufrió el mal de captura. Se estresó demasiado y su organismo salvaje colapsó. Los veterinarios aplicaron todos los tratamientos de choque oportunos. Pero Teresa permaneció a su lado a más de 40º a la sombra de una talja, sujetándola firme para que no se desmoronara. Hidratándola, tranquilizándola, consiguiendo que su corazón desbocado y sus constantes vitales se equilibraran. Junta a ella. Con suma delicadeza y ternura. Mostrando algo que seguramente no se menciona en los nuevos planes educativos de la excelencia y la efectividad: la entrega, la vocación, la dedicación,…algo que comparte con Mar y Cristina.

La hembra mohor nº 11 se irguió sobre sus cuatro patas y comenzó a caminar.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.